CIENCIA

5 Consejos para que el Móvil no dañe tu Salud

Consejos uso del móvil
Foto de Japanexperterna.se en Flickr.com

Desde hace ya algún tiempo, y sin darnos cuenta, los teléfonos móviles inteligentes han ido ocupando nuestro espacio hasta el punto de no separarnos de ellos ni para dormir. Vamos con el móvil a todas partes y cuando lo olvidamos, nos sentimos desprotegidos como si nos faltase algo.

Aunque los científicos no dan respuestas a corto plazo sobre el riesgo de estar expuestos a radiaciones electromagnéticas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ondas derivadas de los aparatos electrónicos en general (incluidos los móviles) son perjudiciales para la salud e incluso podrían provocar cáncer.

Otro efecto derivado del uso del móvil debido a la iluminación de su pantalla, es que perturba nuestro sueño si lo usamos antes de ir a dormir. Según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, la exposición a pantallas iluminadas impide la segregación de Melatonina (hormona del sueño). Esta hormona se activa con la oscuridad y la iluminación retrasa su producción y con ello el ciclo de sueño.

Consejos para minimizar el riesgo

Con el objetivo de disminuir los riesgos a los que nos exponemos, hay precauciones que podemos tomar para prevenir problemas de salud a largo plazo.

1 – Mejor apagarlo por la noche

Lo ideal es dormir en ausencia de ondas que perturben nuestro cerebro, por lo cual deberíamos apagar todo aparato eléctrico que hubiese en la habitación.

En el caso de necesidad de estar disponible, desactivar la conexión a Internet y wifi. Y por lo menos alejarlo de nosotros a más de 1 metro.

2 – Llamadas las Justas

El 80% de las llamadas que se realizan no son importantes. Intenta disminuir el número de llamadas y acortar su duración. En el caso de llamadas largas, ir cambiando el móvil de oído cada 5 minutos para no sobrecargar de ondas la misma zona de la cabeza. Se recomienda siempre que sea posible el uso de ‘manos libres’.

3 – No realizar llamadas en zonas de poca cobertura

Cuando el teléfono móvil se encuentra con poca señal de cobertura, aumenta la potencia de transmisión de las ondas para establecer la comunicación. Ese exceso de potencia nos expone aún más a los efectos.

4 – Aléjalo todo lo posible de tu cuerpo

No es recomendable llevarlo en un bolsillo, sobretodo para los hombres, ya que hay estudios que lo relacionan con la esterilidad. En la casa u oficina intentar alejarlo de nosotros al menos 1 metro.

5 – No es un Juguete para los Niños

Aunque no estemos hablando, el móvil hace transmisiones frecuentes para establecer conexión con las estaciones base. Si además tenemos el wifi o Internet activo la emisión de ondas es mayor.

La membrana de protección del cerebro de un niño es más permeable que la de los adultos, así que las ondas perturban su cerebro con mayor intensidad.

Cuando existe un riesgo a largo plazo, las investigaciones no dan resultados hasta que no transcurran unos años (si es que tienen libertad para darlos). Y ante esa incertidumbre lo más sensato es protegerse, porque una vez producido el daño será demasiado tarde.

Referencias:
Mejor con Salud
Muy Interesante

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here