CIENCIA

Primeras señales del Envejecimiento

Primeros signos envejecimiento
Foto de Juan Ignacio Garay en Flickr.com

Cuando envejecemos, además de la aparición de canas en el cabello, nuestra piel es la primera en mostrar las primeras señales. Aparecen las primeras arrugas y se vuelve más flácida.

Estos cambios pueden aparecer antes o después dependiendo de nuestra información genética y los factores ambientales. Pero son estos últimos los que más influyen en la aparición temprana de los signos de envejecimiento. Factores como la exposición al sol o una mala nutrición pueden acelerar el envejecimiento de nuestra piel.

Veamos algunas de las primeras señales y efectos del envejecimiento en nuestra piel:

La Piel se hace más Delgada

A medida que la piel envejece se forman menos células bajo la epidermis, haciendo que sea cada vez más delgada y por lo tanto más propensa a arrugarse. Esto hace que la piel envejecida parezca como el papel, aumentando el riesgo de lesionarse con pequeños roces. Además la curación de una herida puede ser hasta 4 veces más lenta.

Pierde Firmeza

Con el envejecimiento la piel va perdiendo Elastina y Colágeno, fibras que le proporcionan elasticidad y firmeza, quedando cada vez más descolgada y flácida debido a los efectos de la gravedad.

Aparecen Manchas de la Edad

Estas manchas, típicas de los ancianos, aparecen sobretodo en zonas de mayor exposición al sol como la cara, dorso de las manos, antebrazos… Y se deben a cambios producidos en las células encargadas de la pigmentación de la piel.

Cambios en el Rostro

FRENTE – Primeras arrugas y líneas de expresión debido a pérdida de elasticidad (a partir de 40 años)

ENTRECEJO – Aparecen 2 pliegues verticales, sobre todo en los que suelen fruncir el ceño (a partir de 38 años)

LOS OJOS – Aparecen las primeras arrugas (patas de gallo) y bolsas bajo los ojos, acompañadas de una leve caída del parpado (a partir de 40 años).

LA NARIZ – La punta de la nariz comienza a hacerse más protuberante y aparece más porosidad en la piel en zonas laterales (a partir de 41,5 años).

MEJILLAS – Van perdiendo elasticidad y comienza a aparecer un leve descuelgue (a partir de 38 años).

LA BOCA – Comienza a perder elasticidad y los labios se van haciendo más delgados (a partir de 35 años). Con el tiempo aparecen arrugas sobre el labio superior (en mujeres sobretodo) y caen las comisuras de los labios.

Aunque estos efectos, sin más remedio, nos ocurrirán a todos, es cierto que los factores ambientales tienen mucha influencia en la velocidad con la que aparezcan. Así que es recomendable seguir hábitos saludables en la alimentación y protegernos del sol.

Referencias:
Instituto Gerontológico
Revista Quo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here