Consejos

¿Tienes mala Memoria? Sigue estos pasos…

Mejorar la memoria
Foto de Manuel Martín en Flickr.com

Nuestra memoria funciona como una estantería es la que vamos depositando libros, revistas, notas… y que después consultaremos cuando necesitemos información. Si no se ha establecido un orden lógico para la información que vamos archivando, el proceso de búsqueda puede ser eterno. De ahí las típicas lagunas mentales cuando queremos recordar algo. La información está ahí, la tenemos en la punta de la lengua, pero no la conseguimos.

Si nos acostumbramos a asociar los nuevos conocimientos con los que ya tenemos mediante similitud o reglas nemotécnicas, aumentaríamos el control de nuestra memoria. Sería más rápida la búsqueda de información, como en una estantería con los libros clasificados por temas.

Para mejorar tanto nuestro sistema de almacenamiento de información, como el de recuperación, podemos seguir estos consejos:

TRUCOS PARA MEMORIZAR INFORMACIÓN

Asociación

Intenta relacionar lo que pretendes aprender con lo que ya sabes, de esta forma quedará mejor anclado en nuestra memoria. Ten en cuenta que cuanto más sepas de una materia más fácil te resultará aprender cosas nuevas de esa materia, pues tienes más referentes donde asociar la nueva información.

Trocea la Información

Para recordar datos largos es más efectivo separarlos en partes. Por ejemplo, para un número de teléfono, es más fácil recordar 913 – 245 – 357 que 913245357.

Aprieta el Puño derecho

Si, si, estás leyendo bien. Apretar el puño derecho unos 90 segundos mientras intentas memorizar una información, ayuda al proceso de memorización. Fue desvelado por una investigación en la Universidad de Montclair (EE.UU.) y publicada en la revista Plos One.

Toma Café

Si no padeces de ninguna enfermedad que limite tu consumo de café, puedes aprovechar su beneficio. A parte de activarte, el café tomado después de un periodo de trabajo y estudio, ayuda a asentar los conocimientos en tu memoria.

TRUCOS PARA RECORDAR INFORMACIÓN

Recuerda el Contexto y Entorno

Cuando intentes extraer información de tu memoria, recuerda dónde y qué estabas haciendo cuando estudiabas la información. Por ejemplo si era un domingo en tu habitación, estabas tumbado en la cama, escuchabas música de… Eso ayudará a tu cerebro a encontrar más fácil la información a partir de asociaciones automáticas que nuestra memoria hace.

Cierra los Ojos

Cuando estés en proceso de recuperar información de tu memoria, cierra los ojos. Un experimento  realizado por científicos de la Universidad de Surrey (Reino Unido), concluyó que recordamos con un 23% más de eficacia con los ojos cerrados que abiertos.

Aprieta el Puño izquierdo

Al igual que en la memorización, en el recuerdo también funciona, pero en este caso con el puño izquierdo.

CONSEJOS PARA MEJORAR TODO EL SISTEMA

Realiza Juegos de Entrenamiento Mental

Un estudio publicado en la revista Plus One revela que practicar 15 min al día juegos de entrenamiento mental tipo ‘braintraining’ mejora el rendimiento de la memoria de trabajo y la velocidad de procesamiento.

Haz Ejercicio físico

Entre los beneficios de estar activo físicamente también se encuentra la mejora de la capacidad de retención de nuestra memoria. Basta con realizar ejercicio a intensidad moderada para obtener resultados, según estudio de la Universidad de California (EE.UU.) en la que participaron voluntarios de entre 50 y 85 años.

Practica la Meditación

Una forma básica de meditación es relajarse y pasar un periodo de 10 min concentrados únicamente en el proceso de la respiración. Un estudio de la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.) demostró que con 2 semanas de práctica de la técnica ‘Mindfullnes’ o consciencia plena, se producen mejoras en la comprensión lectora, la memoria y la concentración.

Debes Dormir bien

Un sueño reparador durante la noche es importante para nuestra memoria, ya que durante el sueño se organizan y asientan los datos aprendidos durante el día. Así un estudio publicado en la revista Sleep, desvela que invertir en un buen sueño durante la juventud, nos puede aportar una mejor memoria en la vejez.

La siesta también aporta su granito de arena al sueño, ayudando a recordar mejor lo aprendido.

Si estas estudiando o eres consciente de la importancia de mantener una buena memoria a lo largo de la vida, incluye progresivamente en tu rutina diaria alguno de estos hábitos y consejos. Evitarás que tu memoria te traicione cuando más la necesites.

Referencias:
aulafacil – curso técnicas de estudio
Muy Interesante

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here