DINERO

¿Tienes Objetivos Financieros o solo Sueños?

Objetivos y Sueños Financieros
Foto de pixabay.com

A menudo, pasamos parte de nuestra vida soñando con viajar, comprar un coche mejor, invertir para la jubilación, pagar los estudios de nuestros hijos… Pero va pasando el tiempo y todos estos propósitos se quedan en solo sueños. La vida transcurre y mes a mes vemos como el dinero se nos escapa de las manos llegando siempre justos.

Esta situación les ocurre a muchas familias, independientemente del nivel de ingresos que obtengan. El problema está en que no hay ningún control sobre los gastos, y por tanto no se sabe donde está la fuga de dinero. Por otro lado esos sueños que perseguimos son tan generales que nunca los abordamos.

A continuación vamos a dar solución a estos 2 problemas, por un lado a controlar los gastos mediante un presupuesto, y por otro a definir bien los objetivos que perseguimos.

El Presupuesto de Gastos

Si tienes la impresión de que todos tus ingresos se van en pagar deudas y facturas, no dispones de una reserva de dinero para gastos imprevistos y tienes miedo a perder el empleo porque no podrías hacer frente a  tus gastos, necesitas urgentemente confeccionar un presupuesto mensual.

Puede que el hablar de presupuesto de gastos e ingresos te suene a algo complicado o a recorte de gastos. Pero no es así, es la forma más rápida de tomar el control de tus finanzas y de disfrutar de la tranquilidad que esto aporta.

Con el presupuesto se pretende conocer con antelación que planes tenemos para el dinero disponible cada mes. Cuánto destinamos a pagar facturas, cuánto a gastos de alimentación, ropa, transporte, algún capricho, ocio, y cuánto ahorraremos. Tener todos estos conceptos en el presupuesto hará más difícil gastar de manera impulsiva ante deseos ocasionales innecesarios y conseguir sacar más partido al dinero disponible.

Un presupuesto mensual nos evitará sorpresas de última hora con algún gasto imprevisto que nos descuadre el final de mes. Así que nos ayudará a saber en qué estamos empleando el dinero, qué gastos son prioritarios, qué cantidad ahorraremos para destinar a esos sueños que tenemos… Y sobre todo nos aporta la tranquilidad de tener las finanzas controladas y ver mes a mes como avanzamos en nuestros objetivos.

¿Objetivos o Sueños?

Comprar una casa, tomarse unas vacaciones, cambiar de coche o ahorrar para la jubilación, son sueños que pueden permanecer en nuestra mente durante toda la vida sin que hagamos nada por conseguirlos.

El problema está en que no son objetivos. La diferencia entre un sueño y un objetivo es que el objetivo está redactado por escrito y el sueño solo está en tu mente. Así que si queremos conseguir un sueño tendremos que escribirlo en la lista de nuestros objetivos y si es muy amplio dividirlo en otros más simples y concretos.

Por ejemplo, el objetivo de: ‘hacer un viaje con nuestra pareja’, es demasiado abierto y no nos fuerza a hacer nada. Sin embargo si le ponemos cantidad y fecha: ‘Ahorrar 3000€ para el próximo junio y reservar una semana en Italia’, ahora si tenemos un objetivo concreto.

Para empezar podríamos hacer un listado con nuestros objetivos financieros y ordenarlos según nuestras prioridades, ya que no es recomendable abordarlos todos de una vez.

Pero antes de empezar a trabajar en ellos hay que añadir los primeros de la lista:

– Controlar los gastos mediante un presupuesto mensual

– Incluir una partida de ahorro mensual en el presupuesto

Y a partir de aquí podemos seguir con nuestras prioridades…

– Eliminar la deuda de la tarjeta de crédito

– Ahorrar 2500€ para la ortodoncia de mi hijo

– Ahorrar 8000€ para la entrada del coche nuevo

– y así sucesivamente.

 

Partiendo de un presupuesto de gastos e ingresos podemos generar una capacidad de ahorro mensual que después podremos utilizar para ir consiguiendo nuestros objetivos. Recuerda que los objetivos deben ser concretos y con fecha establecida, de lo contrario se alargarán en el tiempo y nunca los afrontaremos.

Aunque puede parecer difícil aumentar el ahorro mensual, lo importante es comenzar cuanto antes. La constancia unida al tiempo hará que el progreso no se detenga y al final iremos viendo como se cumplen nuestros sueños progresivamente.

 

Referencia:
FinanzasparaTodos.com  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here